1. Inicio
  2. /
  3. Ideal para cada aplicación

Ideal para cada aplicación

DeepChill® proporciona un proceso de conservación y enfriamiento adaptable que es ideal para una amplia gama de aplicaciones. Empresas alrededor del mundo de diferentes industrias utilizan el sistema DeepChill® para lograr un enfriamiento rápido, uniforme y duradero. Se puede aplicar en diferentes formas para adaptarse a aplicaciones específicas, desde una pasta líquida hasta en forma de cristales secos, según sus necesidades. DeepChill® es completamente natural y seguro para su uso donde hay contacto directo con productos alimenticios.

download-pdf-icon Download the brochure

Adaptable a sus necesidades

DeepChill® 10-40

Una «Suspención» líquida de fácil fluidez que ofrece una velocidad de enfriamiento más rápida. La solución ideal para aplicaciones que requieren un enfriamiento rápido.

DeepChill® 50-60

Una “pasta” más espesa que contiene una mayor concentración de cristales, lo que produce un enfriamiento duradero y brinda una mayor protección alrededor de los productos delicados.

DeepChill® 100

“Cristales” secos y de flujo libre que brindan un enfriamiento superior para ambientes sin líquidos o sin sal. Ideal para embalaje y envío de productos o como nieve artificial.

¿Sabías que?

La tasa de enfriamiento está directamente relacionada con la cobertura de la superficie.

La velocidad de enfriamiento es proporcional al área de contacto de la superficie del hielo. En otras palabras, la cobertura de la superficie impacta directamente en la velocidad de eliminación del calor de un producto. DeepChill® enfría los productos al menos 3 veces más rápido que el hielo convencional, ya que sus pequeños cristales esféricos envuelven completamente el producto y no dejan entrar aire ni bolsas de calor.

¿Sabías que?

¡El tamaño del cristal importa!

El hielo líquido está formado por miles de millones de cristales suspendidos en agua. Pero no todas las suspensiones de hielo son iguales, incluso si contienen una concentración similar de cristales (también conocida como fracción de hielo). Los cristales más pequeños forman un lodo más homogéneo que retiene el líquido y difícilmente se separa.

Sin embargo, la suspención con cristales más grandes es más fácil de drenar, y eso es algo revolucionario para aplicaciones como el embalaje de mariscos o vegetales. Si bien la capacidad de bombeo y la cobertura siguen siendo las mismas, el exceso de agua se puede drenar fácilmente y quedando solo cristales para preservar el producto durante períodos de tiempo prolongados.

Los sistemas DeepChill® son los únicos en el mundo en el  que se pueden ajustar los tamaños de los cristales esféricos desde pequeños (0.1 mm) a grandes (1 mm) para adaptarse a cualquier aplicación.

Menú